martes, 26 de junio de 2012

¿Para qué quiere un hombre tener un pene más grande que el que ya posee?

Muy simple:

1. Para sentirse más hombre, más macho. Primero frente a sus iguales y más tarde ante sus conquistas.
2. Para impresionar a las chicas: sin duda para él debe ser un estupendo” subidón”.

3. Para que su padre no lo hubiese ridiculizado y humillado comparando su pene con el de otros niños, y por el contrario se hubiese sentido orgulloso diciéndoles a sus amigos el machote que tenía en casa y lo que iba a ligar con las chicas.

4. Para haberse desnudado sin miedos en el gimnasio y lucir su pene en las duchas, o para haber lucido paquete en la playa con bañadores pegaditos...

5. Para que su tamaño no sea un obstáculo para seducir a una chica.

6. Para sentirse tranquilo ante un posible encuentro sexual. Para calmar su pensamiento.

7. Para gustar a su pareja sexual, porque lo que él entiende es que lo que ella espera es un pene grande o al menos “normal” ¿pero qué es para él lo normal?

8. Para sentirse tranquilo de que la chica en cuestión pueda decir que él posee un magnifico paquete y no una “cosita”.

9. Para hacer disfrutar más y mejor a su pareja sexual. Él no se cuestiona si su pareja disfrutará más si le hace un estupendo sexo oral o le estimula sabiamente el clítoris, si le dice al oído palabras “guarras”. Él en lo que piensa es que su pene es el único responsable de ese encuentro.

10. “NO DAR LA TALLA, ESTAR A LA ALTURA”, es donde se encuentra la raíz de sus inseguridades. Y es que él considera a su pene su tarjeta de presentación y si posee un “estupendo” miembro siente que tiene hecha la mayor parte del camino y esto sí que es un GRAN error.

Y ante este panorama ¿qué hacen los hombres que no poseen un pene del que puedan sentirse “orgullosos”?

El tamaño del pene es sin duda una preocupación para un alto porcentaje de hombres, sobre todo para aquellos que sienten que el suyo no “da la talla” y además de escuchar esto en consulta, podemos verlo de manera sorprendente en las numerosas páginas de internet que ofrecen desde la cirugía de alargamiento de pene (con sus riesgos), hasta “estupendos” remedios milagrosos con los que aumentar los centímetros de su miembro.

El deseo de tener un pene más grande que el que se posee es lícito, claro está, como cualquier otro. Quizá la clave esté en saber disfrutar de los encuentros eróticos, aprendiendo a rentabilizar aquellos recursos que la sexualidad nos ofrece, al margen de los tamaños.

Y yo os planteo ¿un pene pequeño es un obstáculo para pasárselo bien y disfrutar a lo grande?

Si quieres puedes leer más en:
http://www.sexualidadpositiva.blogspot.com.es/2012/06/un-pene-grande-el-estandarte-de-la.html

Fdo.: Raquel Díaz Illescas.

3 comentarios:

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!

Anónimo dijo...

muy bueno gracias por compartir esta informacion ...

http://como-agrandar-tu-pene.blogspot.com/

Alberto HaMizrahí dijo...

muy cierto es más por ego y vanidad ; es obsesivo alentado por la cultura falocéntrica americana